MARPOL



El Convenio MARPOL 73/78, junto con otras normativas comunitarias (Directiva 2000/59) obliga a los puertos a disponer de instalaciones que garanticen una gestión completa y correcta de los residuos generados por los buques.