MARPOL IV | Prevención de la contaminación por aguas residuales de buques

El problema de las aguas residuales

  • Las principales fuentes de aguas residuales producidas por el hombre provienen de tierra firme, tales como las alcantarillas municipales o las plantas de tratamiento. Sin embargo, la descarga de aguas residuales al mar por parte de buques también contribuye a la contaminación marina.
  • La descarga en el mar de aguas residuales no depuradas puede suponer un peligro para la salud. Las aguas residuales también pueden conllevar la disminución de oxígeno y puede ser una contaminación visual obvia en las zonas costeras, un problema importante para los países con sector turístico.
  • Por lo general, se considera que en alta mar los océanos son capaces de asimilar y hacer frente a las aguas residuales mediante la acción bacteriana natural. Por lo tanto, las normativas del Anexo IV de MARPOL prohíben el vertido de aguas residuales al mar a una distancia específica de la costa más próxima, a menos que se disponga de una planta de tratamiento de aguas residuales en funcionamiento aprobada.

Normativas en vigor:

Normas para las plantas de tratamiento de aguas residuales (directrices sobre la aplicación de las normas relativas a efluentes y pruebas de rendimiento para las plantas de tratamiento de aguas residuales):

  • instaladas con anterioridad al 1 de enero de 2010: Resolución MEPC.2 (VI)
  • instaladas en o después del 1 de enero de 2010: Resolución MEPC.159(55)
  • instaladas a partir del 1 de enero de 2016 - Resolución MEPC.227(64)

Directriz sobre cómo calcular la tasa moderada de descarga: Resolución MEPC.157(55) – adoptada el 13 de octubre de 2006

Disposiciones especiales del área y la designación del Báltico, Resolución MEPC.200(62) enero de 2013

Descarga de aguas residuales

Prohibida excepto si se cumplen los siguientes requisitos:

  • Aguas residuales trituradas y desinfectadas: al menos a 3 millas náuticas de la costa más próxima.
  • Aguas residuales no trituradas o desinfectadas: al menos a 12 millas náuticas de la costa más próxima. Las aguas residuales que se hayan almacenado en tanques de retención deberán descargarse a una tasa moderada cuando el buque esté en ruta y navegue a no menos de 4 nudos (la velocidad de descarga deberá ser aprobada por la Administración teniendo en cuenta las normas elaboradas por la Organización).
  • El buque tiene en funcionamiento una planta de tratamiento aprobada que ha sido certificada por la Administración.

Estos requisitos no se aplicarán a la operación de buques en las aguas bajo la jurisdicción de un Estado y de buques que provengan de otros Estados mientras se encuentren en esas aguas y estén descargando las aguas residuales de acuerdo con los requisitos menos restrictivos que puedan ser impuestos por dicho Estado.

TRATAMIENTO FÍSICO-QUÍMICO Y BIOLÓGICO